operarte en el extranjero

4 consejos si vas a operarte en el extranjero



Ya no es extraño que una persona se decida a viajar para recibir un tratamiento estético o someterse a una intervención. Desde la International Society of Aesthetic Plastic Surgery (http://www.isaps.org/ ) se apunta que, tan importante como planificar el viaje y estudiar las credenciales del profesional y centro que nos va a tratar, es estudiar cómo van a ser las primeras horas y días después de la operación, es decir, las que van a marcar el postoperatorio y recuperación del paciente.

De acuerdo con las estimaciones de los expertos, en los últimos 5 años ha aumentado más del 60% el número de personas que abandonan su país para someterse a operaciones de tipo estético. Los principales problemas, en este sentido, suelen surgir tras el regreso al país de origen. Es por eso que la ISAPS recomienda planificar el periodo postoperatorio en base a una serie de consideraciones:

–          Las primeras 24 horas son esenciales: en este sentido, es imprescindible que el paciente pase las 24 horas posteriores a su salida del centro hospitalario o clínica lo más cerca posible, ya sea de ésta o de un centro sanitario equipado. Y es que las primeras horas tras el alta son en las que tienen lugar un mayor número de complicaciones.

–          Grado de autonomía: Es necesario que te informes con el especialista acerca del grado de autonomía que vas a tener tras la intervención. No todas las intervenciones son iguales y, por tanto, no todas las recuperaciones se parecen. En función del procedimiento puede que necesites ayuda para lavarte o vestirte en las primeras horas tras el paso por el quirófano.

–          ¿Existen riesgos al viajar?: En efecto, los viajes en avión, por los cambios de presión o el tiempo que se ha de pasar sentado, pueden ocasionar problemas circulatorios y de otro tipo en pacientes que acaban de ser operados. Planifica tu viaje teniendo en cuenta el tiempo prudencial que debe pasar antes de que lleves a cabo el retorno.

–          Ten en cuenta tus limitaciones: Las personas que toman parte en lo que se conoce como ‘turismo estético’ suelen querer compaginar la intervención con las actividades propias de unas vacaciones. Sin embargo, has de tener en cuenta que muchas de estas cosas propias del descanso en una zona vacacional (playa, calor, sol, …) no son excesivamente recomendables o, directamente, están contraindicadas tras una operación de cirugía estética.