beneficios psicologicos de la cirugia estetica

Beneficios psicológicos de la cirugía estética



Detrás de una liposucción de papada, una abdominoplastia, una blefaroplastia o una intervención de párpados caídos no siempre hay una intención puramente estética. No hay nada de malo en querer verse bello o bella y sentirse uno más a gusto consigo mismo. Sin embargo, una de las grandes ventajas de la cirugía estética descansa en la mejora de la autoestima de las personas que se someten a ella.

En su día, la Universidad de Florida publicó un estudio según el cual la actitud de aquellas personas que se sometieron a una intervención de estética fue mucho más positiva al salir que al entrar en el quirófano. En concreto, el análisis realizado por este centro académico se refiere a las mujeres que pasaron por el quirófano para realizarse una intervención de aumento de pechos. De acuerdo con los especialistas encargados de evaluar los resultados, las mujeres que optaron por esta intervención estética mostraron a posteriori una actitud mucho más positiva hacia si mismas y su propia sexualidad.

Las mujeres objeto de este estudio se situaban en un rango de edad entre los 21 y los 57 años. Según los autores del informe, de media la autoestima de estas mujeres se elevó entre 20,7 y 24,9 puntos sobre 30 en la escala de Rosenberg. Asimismo, los niveles de satisfacción de tipo sexual se incrementaron alrededor del 60% con respecto a la toma de resultados iniciales.

Los autores de este estudio señalaron, sin embargo, que es necesario distinguir (tarea también para los especialistas en cirugía estética) entre una baja autoestima mejorable mediante una intervención estética y lo que se conoce como trastorno dismórfico corporal, un trastorno somatomorfo que deriva en una preocupación anormal por el aspecto físico, lo que genera un descontento con la propia imagen que no se soluciona más que con terapia psicológica. Este trastorno puede llevar a la depresión, estados de ansiedad y, en los casos más extremos, al aislamiento social.

Y es que ni una liposucción en la papada, abdomen y flancos o la eliminación de grasa localizada puede solucionar un problema cuya raíz está en lo más profundo de nosotros, en la misma etapa del desarrollo de la personalidad. Sin embargo, en muchos otros casos una intervención de estética puede suponer un extra de optimismo en aquellas personas que no sufren de episodios patológicos como el antes mencionado.

Tanto si necesitas someterte a una operación para eliminar grasa de la papada, una abdominoplastia o un tratamiento de carboxiterapia para la caída del cabello no dudes en ponerte en contacto con el equipo de nuestra clínica de cirugía estética en Madrid.