aumento de senos

¿Cómo elijo un sujetador después de un aumento de pecho?



La operación de aumento de pecho es algo muy común en nuestros días; de acuerdo con las últimas estadísticas, estas intervenciones siguen estando entre las más demandadas, como podemos leer en el siguiente enlace. Una de las preguntas más extendidas sobre este tema tiene que ver con la clase de sujetador que debe utilizarse después de la intervención.

El primer consejo que os damos es que hay que seguir los consejos del cirujano. Él será el que recomiende cuál es el más apropiado, ni más ni menos que porque él ha sido el responsable y es quien conoce mejor su trabajo.

Tras la intervención de aumento de pecho, la paciente saldrá con unos vendajes y debe cumplir con toda clase de indicaciones que marque el equipo de especialistas que hayan atendido a la paciente.

Una vez sean retirados los vendajes, será el especialista quien recomiende cuándo se puede comenzar a utilizar el sujetador.

¿Cómo elegir el sujetador correcto?

El sujetador ideal para utilizar después de una operación de aumento de pecho, debe contar con una serie de características entre las que se encuentra la comodidad, algo primordial, dado que ésta es una zona muy sensible, sobre todo durante los primeros días después de la intervención.

El material de confección debe ser suave y elástico. Hay que procurar que el sujetador no tenga costuras que puedan rozar y dañar la zona. Asimismo los tirantes deben ser regulables para que se pueda adaptar correctamente a la figura de cada mujer.

Dependiendo de la talla de pecho que  haya quedado al final, se deben tener muy presentes varios aspectos como el contorno y la copa del sujetador. Es recomendable que la paciente adquiera el sujetador antes de la intervención, así podrá ponérselo cuando recomiende el médico, pero no debe tener aros ni costuras rígidas, pero sí tirantes ajustables.

Además de la comodidad, debe contar con otros dos aspectos de gran importancia, como una buena sujeción y seguridad, haciendo que la zona quede protegida y evite que se produzcan movimientos bruscos.

Puede que el especialista recomiende la utilización de un sujetador deportivo dado que no tienen costuras, son cómodos, suaves y proporcionan una firme sujeción sin hacer demasiada presión

Para finalizar, hay que tener presente que las copas del sujetador deben ser elásticas con la finalidad de que pueda adaptarse a la perfección a su nuevo contorno corporal, pero no podemos olvidarnos de que la paciente debe seguir todas las indicaciones proporcionadas por el médico especialista y así conseguir los mejores resultados tras la operación.