ginecomastia

Cómo sé si tengo que someterme a una ginecomastia



La ginecomastia es una patología que se presenta en los hombres donde se forma tejido mamario firme, con entre 2,5 y hasta poco más de 5 centímetros de diámetro y que se localiza, por norma general, por debajo del pezón.

En este caso, la ginecomastia puede estar presente en uno o en los dos pechos y, en caso de tenerla, puede hacer que el pecho se vuelva bastante sensible al tacto. Hay que diferenciar lo que es la ginecomastia y la seudoginecomastia, siendo ésta última una acumulación de grasa en los pechos no patológica.

Este trastorno está causado por cambios a nivel hormonal durante la pubertad o incluso como parte del envejecimiento. En otras ocasiones, la ginecomastia puede ser producida por medicamentos, abuso de drogas ilegales y por alguna enfermedad o tumores.

¿ Cómo saber si es necesaria una ginecomastia?

En determinadas ocasiones se requiere realizar algunas pruebas, aunque esto no ocurre siempre. Es el profesional facultativo el que se encargará de realizar un pequeño cuestionario sobre los síntomas que se experimentan como, por ejemplo, desde hace cuánto se ha acumulado el tejido mamario o si el área afectada es sensible al tacto o no por ejemplo.

También puede preguntar sobre si se tiene alguna clase de enfermedad actualmente, o si se ha tenido en el pasado, así como si se toman medicamentos. Con los datos obtenidos, posteriormente se realizará un examen físico.

En este caso es el propio profesional quien mediante el historial médico y los resultados del examen físico se encargue de determinar si debe realizarse una intervención. Pero, normalmente, es necesario asegurar al máximo, dado que la ginecomastia aparece en un 65% de los jóvenes de 14 años, aproximadamente, pero que desaparece de manera natural en dos o tres años.

Si la persona es menor o adulta y el agrandamiento de los senos está presente, seguro que hay que hacer pruebas en profundidad, dado que la ginecomastia puede manifestarse por alguna clase de enfermedad.

Para finalizar, la ginecomastia puede llegar a ser producida por la ingesta de alguna clase de medicamento, algo que hay que consultar con el médico, quien sabrá si la medicación cuenta con alguna sustancia que la provoque, recetándonos otra alternativa.