lipofilling facial

Conoce el lipofilling facial



Una de las grandes ventajas de la técnica estética conocida como lipofilling facial es que evita la infiltración de ácido hialurónico indefinidamente y en grandes cantidades.

El tiempo es un factor que lleva a cada vez más pacientes a someterse a este tipo de intervenciones. En este sentido, los años hacen que la piel de la cara pierda firmeza y frescura.

Básicamente el lipofilling busca, de una manera natural y a partir de la grasa localizada del paciente presente en otras zonas, reponer el volumen perdido y la elasticidad de antaño. El lipofilling es una técnica segura que ha contribuido a simplificar en gran medida esta clase de intervenciones de estética.

Ventajas del lipofilling facial

A continuación pasamos a exponerte algunos de los grandes beneficios de esta técnica:

–          Ausencia total de rechazo (se usa tejido adiposo del propio paciente)

–          Rápida y sencilla de llevar a cabo

–          Resultados apreciables en muy poco tiempo

–          Rápida recuperación tras la intervención

–          Intervención mínimamente invasiva

Como hemos apuntado, los microinjertos de grasa que se producen en zonas como los pómulos, las mejillas o el mentón se extraen de otras zonas del cuerpo del propio paciente. Las cartucheras y el abdomen son, por regla general, las partes del cuerpo en las que se lleva a cabo la aspiración de la grasa.

Cuidados postoperatorios

Tras la intervención el paciente no va a experimentar más que algunos de los dolores típicos de una operación quirúrgica de esta clase, molestias que, no obstante, desaparecen en muy poco tiempo, lo que permite al paciente recuperar su rutina habitual rápidamente. Los resultados de la operación comienzan a apreciarse plenamente en apenas una semana.

El especialista, a los tres o cuatro meses de haber realizado la intervención, será el encargado de determinar si el proceso evoluciona de manera favorable y, sobre todo, calcular la durabilidad en el tiempo de los resultados. Una hora y media suele ser la duración aproximada de esta clase de operaciones, que se llevan a cabo con anestesia local.

Una vez que concluye la operación, el paciente puede volver a casa con total normalidad. Tras la intervención, y pasadas entre 24 y 72 horas, el paciente tiene que volver a la consulta a realizarse una revisión (otra 10 días después) de cara a determinar la evolución y resultados del mismo.

Si necesitas conocer más datos acerca de esta clase de operaciones puedes contactar con nosotros aquí: http://www.clinicailiou.com/contacto/