piel de naranja

Consejos para combatir la piel de naranja



La conocida como piel de naranja es una afección que tiene alrededor del 90% de las mujeres, en mayor o menor medida, en algún momento de sus vidas. Para algunas de ellas puede suponer un problema estético, lo que hace que muchas no se pongan ropa muy corta bikinis o bañadores entre otras prendas.

¿Qué es la piel de naranja?

Se trata del tejido graso que hay bajo la piel, el cual se va almacenando hasta que sobresale por la epidermis y, poco a poco, va formando en ella diminutos nódulos que dan la apariencia de la piel de una naranja.

Si no cuidamos nuestra alimentación, hacemos poco o ningún ejercicio físico al día, se comienza a retener líquido, algo que no es demasiado notable si no nos fijamos en profundidad. Después, el proceso avanza hasta lo que se conoce como fase esclerosa, donde los nódulos de grasa se convierten en macronódulos, haciendo que la piel adquiera una textura irregular y ya comienza a notarse a primera vista.

Causas de la piel de naranja

Además de una dieta poco equilibrada o la ausencia de ejercicio físico hay otros aspectos que pueden favorecer su aparición como:

  • Consumo de bebidas alcohólicas y el tabaco. Esto hace que la oxigenación de los tejidos no se haga correctamente.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Consumo de anticonceptivos vía oral.
  • Utilización de ropa muy ajustada que pueda dificultar la circulación.
  • Varices. Dificultan el retorno venoso y ayudan a retener líquidos.
  • Herencia.

¿Cómo se combate?

Aunque hoy en día podemos encontrar en el mercado infinidad de productos que aseguran que pueden acabar don la piel de naranja rápidamente, no todos cumplen esa promesa. Cremas, sustancias tonificadoras, mesoterapia, masajes, medicamentos estimulantes de la microcirculación, liposucción…

Hay muchas alternativas, aunque todas con una efectividad que ha sido puesta en duda, dado que no eliminan la piel de naranja sino que la disimulan y finalmente vuelve a aparecer. Los expertos coinciden en que el método que puede funcionar mejor es un tratamiento mediante sistemas de radiofrecuencia y rayos láser, pero si hay algo que está en nuestra mano para combatirla es perder peso, cambiar nuestra dieta, hacer ejercicio todos los días y fortalecer nuestros músculos.

Esta es la mejor forma que tenemos, y la más natural, para conseguir eliminar la piel de naranja, pero también estaremos contribuyendo a tener un mejor tono físico, una mejor salud y algo tan importante como tener una mayor autoestima.