Cuidados básicos de las cicatrices en verano

Cuidados básicos de las cicatrices en verano



Cuando las cicatrices o hematomas resultado de una intervención de cirugía estética son recientes, es necesario extremar los cuidados, más si cabe en los meses de junio, julio, agosto y septiembre. En efecto, hoy queremos trasladarte unos consejos para el cuidado de las cicatrices en verano, una época en la que son más susceptibles de estar expuestas a agentes agresivos.

Cuidado con el sol

Ya te lo habrá comentado tu cirujano estético, pero en verano las cicatrices y ‘Lorenzo’ no son los mejores compañeros de fatigas. Al contrario de lo que dicen los falsos mitos de salud, dejar las cicatrices relativamente recientes al sol no ayuda a curarlas. Más bien hace que aparezcan micropigmentaciones y adquieran un color antiestético. Nuestra recomendación es que, cuanto más reciente sea, más tiempo permanezca tapada la cicatriz y que, cuando esté expuesta al sol, apliques cremas solares especiales con factor de protección 50 o superior. Procura, asimismo, mantenerla hidratada con geles y cremas específicas.

Estas recomendaciones son extensibles a todos los pacientes con cicatrices con dos meses o menos de antigüedad. Asimismo, en el caso de ser resultado de procesos quirúrgicos, las exposiciones continuadas de la cicatriz al sol deberán ser de una hora o menos (siguiendo las anteriores recomendaciones) en los primeros siete meses.

Los baños en la playa, con precaución

Te recomendamos que evites bañarte en la playa durante las tres primeras semanas tras la operación. Una vez que la cicatriz y la piel se vayan asentando, procura que tus baños de mar sean cortos y en zonas de agua lo más limpia posible. Con ‘limpia’ también nos referimos a que no haya presencia de algas y residuos marinos naturales.

Una vez que salgas del mar, seca con cuidado pero muy bien la herida y vuelve a aplicar la crema solar o, directamente, cúbrela.

Actividad física

En verano, con el sol y el calorcito, el cuerpo nos pide más actividad. Sin embargo, debes tener en cuenta que, de cara a la recuperación y consolidación de tus cicatrices, cualquier actividad física que hagas ha de ser suave y moderada. Nuestra recomendación pasa por que esperes al menos un mes para practicar tus deportes de verano favoritos (nadar, cicloturismo, vela…) y que, cuando pase este periodo, protejas bien la zona de la cicatriz de posibles golpes.

Si quieres recibir más consejos para cuidar tus cicatrices este verano o necesitas información de cara a una intervención de estética no dudes en ponerte en contacto con el equipo de Clínica Iliou