en que consiste la mentoplastia

¿En qué consiste la mentoplastia?



Probablemente, junto con las de liposucción de papada, las operaciones de aumento de mentón se encuentren entre las intervenciones estéticas faciales más en boga de entre las que realizamos en Clínica Iliou. En efecto, la combinación de practicidad y estética es lo que atrae a cada vez más pacientes a la hora de estudiar someterse a estas operaciones.

La mentoplastia, o genioplastia, persigue aumentar la proyección del mentón, estilizando y haciendo más proporcionada la línea del rostro. El mentón es uno de los puntos del rostro (al situarse en su zona media y marcar el final del mismo) que más contribuyen a dotar de proporción y personalidad a la expresión. Por eso, eliminar grasa localizada de la papada o trabajar en la proyección del mentón son operaciones cada vez más solicitadas. La aplicación de la genioplastia es especialmente recomendable en el caso de pacientes con microgenia, es decir, falta de desarrollo del mentón en una mandíbula totalmente normal en cuanto a su posición y tamaño. No se recomienda acudir al especialista para someternos a una mentoplastia si lo que pretendemos es corregir el tamaño o posición retrasada de la mandíbula en su conjunto, no sólo el mentón.

La mentoplastia de aumento consigue reponer el volumen en la zona de la barbilla de manera eficaz y sin impacto estético negativo para el paciente. En las intervenciones sin cirugía de genioplastia que llevamos a cabo en Clínica Iliou procedemos a realizar, de manera rápida, fiable y sencilla infiltraciones de ácido hialurónico o metacril. En este último caso la duración es permanente, mientras que en el caso del ácido hialurónico es de 9 meses. La retracción de la piel que experimenta el paciente también contribuye a lograr una mejora estética general en el aspecto de la zona inferior del rostro.

El ácido hialurónico es un polisacárido con excelentes aplicaciones en el terreno de la medicina y la estética por sus propiedades cicatrizantes, fiabilidad y eficacia en materia de relleno cutáneo. El metacril también ha venido demostrando desde hace años sus posibilidades en materia de corrección de arrugas e imperfecciones faciales. El postoperatorio es sencillo y el paciente puede volver a realizar una vida y actividad totalmente normal muy poco después de someterse a la intervención. No obstante, el especialista estudiará la evolución en los días posteriores.

Tanto si precisas someterte a un aumento de mentón, una liposucción de papada, una otoplastia o un estrechamiento de la base de la nariz puedes confiar en nuestro equipo. Para nosotros, cada paciente es único, por eso diseñamos los tratamientos de modo personalizado e individual.