cirugia estetica madrid

Frena la caída del cabello mediante la carboxiterapia



Diversos estudios realizados hasta la fecha determinan que, en nuestro país, los hombres tienen una mayor predisposición a la calvicie. Nada menos que 6 de cada 10 mayores de edad tienen elevadas posibilidades de padecer alopecia. Pese a que la alopecia se asocia, con una incidencia del 89%, con los varones, en el caso de las mujeres también hay una tasa del 16%.  Es decir, 16 de cada 100 mujeres tienen un elevado riesgo de sufrir pérdidas anormales de cabello en nuestro país. Pese a que tradicionalmente se veía en la alopecia una especie de “ley de vida” inexorable, contra la que nada podía hacerse, en la actualidad existen numerosas soluciones para aminorar, frenar o revertir este proceso. Hoy vamos a hablarte de una de ellas, la carboxiterapia.

Además de en tratamientos de cirugía estética en Madrid en nuestra clínica también llevamos a cabo revolucionarios tratamientos de carboxiterapia. Esta solución es de tipo terapeútico, mínimamente invasiva y sin efectos secundarios, y se fundamenta en la inserción de CO2 medicinal (con un 99% de pureza) mediante una aguja de unos 0,3 milímetros de diámetro por vía subcutánea.

Nuestros equipos nos permiten controlar y medir en todo momento la cantidad de CO2 que se inyecta durante el proceso. Tras esta aplicación se procede a dar un ligero masaje orientado a una mejor distribución del CO2.

Finalidad de la carboxiterapia

El objetivo de la carboxiterapia es incrementar la oxigenación del cuero cabelludo para permitir una mayor producción de colágeno, de cara a frenar la caída del cabello y reactivar el proceso de crecimiento natural del mismo.  En unas diez sesiones de entre 30 y 60 minutos (dependiendo de la zona a tratar), el paciente comenzará a percibir resultados (normalmente a partir de la tercera o cuarta sesión). En nuestra clínica de cirugía estética en Madrid disponemos de equipos de última generación para llevar a cabo estos tratamientos personalizados. La carboxiterapia se recomienda a todas aquellas personas que sufran una caída del cabello no asociada a un proceso patológico.

El origen de la carboxiterapia puede trazarse hasta el año 1982, en el que se comenzaron a tratar ciertas afecciones como arteriopatías en el balneario francés de Royat. Sin embargo el doctor Jean Baptiste Romuef ya publicó los primeros trabajos acerca de los posibles beneficios de la aplicación subcutánea de CO2 en el año 1953.

Si quieres informarte acerca de los tratamientos contra la caída del cabello que llevamos a cabo en nuestra clínica de cirugía estética en Madrid puedes ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.