eliminar grasa localizada

La eficacia de la lipotransferencia



Dentro de la gran variedad de intervenciones existentes en el campo de la cirugía estética, destaca la lipotransferencia, una técnica que consiste en eliminar la grasa localizada de determinada zona del cuerpo y aplicarla en otra.

En este proceso se hace una liposucción y, en la misma intervención, la grasa localizada que se ha eliminado se emplea para cincelar otra zona sobre la que se quería trabajar como, por ejemplo, los senos y los labios.

Gracias a la utilización de la grasa del propio paciente no se tiene que aplicar material de relleno sintético o semi-sintético, lo que en ocasiones muy concretas puede ocasionar alguna reacción de rechazo del propio organismo, ante la presencia de un cuerpo extraño. En este caso, al emplearse grasa autóloga (propia) los mínimos riesgos de rechazo que podrían existir se reducen directamente a 0.

La experiencia nos dice que los resultados, en virtud de los estudios realizados hasta la fecha, presentan un altísimo índice de satisfacción para  todos y todas las pacientes, dado que en nuestra propia grasa existe alrededor de un 5% de células madre conocidas como mesenquimales, que tienen la capacidad de regenerar los tejidos.

A ello hay que sumar que esta técnica es muy versátil y proporciona una gran durabilidad en cuanto a sus resultados, convirtiéndose hoy en día en uno de los métodos más solicitados para las pérdidas de volumen, reparación y remodelación de muchas partes del cuerpo.

La intervención

En este caso, la intervención consiste en realizar una tumescencia muy breve y mientras se realiza la aspiración para quitar la grasa, se va infiltrando por otro lado una solución acuosa con una presión baja, lo que permite preservar al máximo los vasos sanguíneos y linfáticos y también fragmenta el tejido graso.

La grasa fragmentada que se va extrayendo va a pasar a un depósito especial donde se almacena para ser utilizada posteriormente en cualquier otra parte del organismo que requiera de un relleno o remodelación. Para ello hay que someterla a un proceso de filtrado dado que en la extracción también va sangre y otros tejidos.

Resultados de la lipotransferencia

Esta técnica puede ser usada para el aumento de mamas, más orientada a lograr tersura en la piel de los pechos y un aspecto más natural que al incremento de tamaño. El mismo resultado se consigue en los glúteos que, sin proporcionarles demasiado volumen, reciben una apreciable mejora de la piel, reduciendo imperfecciones y logrando un conjunto más armónico.

Asimismo con la inyección de la grasa bajo las líneas de expresión más profundas o las arrugas se pueden atenuar muchísimo, consiguiendo un efecto mucho más joven. Por estas razones (la seguridad, versatilidad y la rapidez de la intervención) la lipotransferencia es hoy en día una de las técnicas más usadas entre los retoques estéticos.

Si estás pensando en someterte a un tratamiento para quitar depósitos de grasa localizados ponte en contacto con nuestro equipo. En Clínica Iliou estudiamos tu caso de manera personalizada.