images4UEXLD2M

La popularidad de la elevación de pechos



En nuestro centro de cirugía estética en Madrid cada vez son más las pacientes que nos preguntan acerca de las ventajas de la elevación de pechos (mastopexia), frente a otras alternativas. Esta tendencia parece que se está reproduciendo en el ámbito internacional.

La Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos (fundada en el año 1931 y con más de 7.000 miembros) ha publicado recientemente los resultados de un informe que muestran que la elevación de pechos está ganándoles la partida a los implantes. En este sentido, desde el año 2000 este tipo de procedimientos, al menos en lo que se refiere a los Estados Unidos, se han incrementado un 70%, batiendo el ritmo de crecimiento de los implantes a un ritmo de 2 por 1. No obstante, la Sociedad recalca que los implantes de senos siguen siendo el procedimiento de cirugía estética más practicado para las mujeres. El año pasado, de acuerdo con el informe, sólo los miembros de la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos realizaron en el año 2013 alrededor de 90.000 intervenciones de elevación de pechos. El 70% de las mujeres que se decantan por esta opción tiene edades comprendidas entre los 30 y los 54 años.

Recuperación de la firmeza y el tono

Y es que factores como la edad o la maternidad acaban pasando una factura inevitable en el cuerpo de las mujeres. En efecto, las mujeres que ganan volumen en el pecho por cualquier circunstancia y, pasado el tiempo, lo pierden, sufren un lógico decaimiento en la zona del pecho que, en ocasiones, puede producir un efecto antiestético perjudicial para la autoestima de la paciente.

No hay que olvidar que los pechos de la mujer son elementos fundamentales a la hora de realzar su femineidad. En este sentido, más que de una veleidad de tipo estético estamos hablando de una verdadera inversión en seguridad y determinación.

La mastopexia devuelve la firmeza, simetría y proporción a los senos de la mujer, evitando su flacidez. La eliminación de la piel sobrante de los pechos para hacerlos más firmes es una de las especialidades de nuestra clínica de cirugía estética en Madrid. Estamos ante una operación sencilla y segura, que se realiza bajo anestesia general y cuya duración se sitúa entre la hora y media y las tres horas y media. En un periodo no superior a las 48 horas las pacientes pueden volver a hacer vida normal y recuperar su rutina habitual.