iliou

Contacta con la clínica

8+20=? 

 

Lo que la Guerra hizo por la cirugía facial

Durante la I Guerra Mundial, en el campo de batalla, las trincheras protegían los cuerpos de los soldados pero sus cabezas quedaban expuestas al fuego enemigo cuando se asomaban para ver a sus contrincantes.

A diferencia de una herida limpia producida por un balazo, la metralla podía arrancarle la cara a un soldado. Sin embargo, poder regresar con vida a casa era considerado una recompensa suficiente y no se prestaba atención a la imagen. Pero llegó Harold Gillies, un médico neocelandés a quien le fue encargada la misión de reparar los rostros desfigurados de los soldados británicos.

iliou

Gillies quedó impactado con las heridas que vio en el campo de batalla y pidió que el ejército le dispusiera su propia unidad de cirugía plástica. Poco después se instaló en un hospital especializado de Sidcup, donde obtuvo los mejores resultados, que supusieron un antes y un después en el mundo de la cirugía estética.

Esto, entre muchos otros avances, permitió que hoy en Clínica Iliou podamos ofrecerte tratamientos como el mini lifting, el estrechamiento de la base de la nariz, la otoplastia o la liposucción de papada.