consejos para elegir una clínica de cirugía estética

Los procedimientos estéticos que triunfan en todo el mundo



Las mujeres ven la estética y la cirugía reparadora como un proceso de mantenimiento, mientras que los hombres la usan para cambiar radicalmente aspectos de su físico con los que están descontentos. Al menos, eso es lo que muestran los estudios.

La International Society oh Aesthetic Plastic Surgery (ISAPS) acaba de publicar la actualización de sus estadísticas sobre los procedimientos de cirugía estética más demandados por hombres y mujeres alrededor del mundo. La ISAPS concluye, de acuerdo con sus datos, que desde el año 2000, las operaciones de estética a nivel global se han incrementado un 60% entre los hombres y un 30% entre las féminas.

No obstante, de los más de 20 millones de procedimientos del último año objeto de estudio, 17 millones son realizados a mujeres. Según la ISAPS, en el último lustro los procedimientos quirúrgicos de estética más populares son los siguientes:

–          Liposucción.

–          Lifting facial.

–          Rinoplastia.

–          Blefaroplastia.

–          Elevación / Aumento de pechos.

En el caso de los hombres en exclusiva, además de los retoques faciales, la rinoplastia y la blefaroplastia, también son especialmente populares, según los datos recogidos por la ISAPS, la otoplastia, el transplante de cabello y la ginecomastia. Entre las operaciones de cirugía estética más demandadas por las mujeres en todo el mundo, el aumento de pechos sigue siendo la primera.

Procedimientos no quirúrgicos

Entre los procedimientos estéticos no quirúrgicos más populares existe una gran coincidencia entre hombres y mujeres. Las inyecciones de botox o la depilación en sus diversas manifestaciones son las intervenciones más solicitadas, entre las que no precisan paso por el quirófano.

Desde el año 2001, de hecho, los tratamientos con botox se han incrementado en todo el mundo la friolera del 162% “sin señales de que el proceso vaya a aminorarse”, apuntan desde la ISAPS.

Desde la ISAPS se deduce que los datos muestran una actitud ante la cirugía plástica y estética algo diferente entre hombres y mujeres. Mientras que los varones tienden a someterse a operaciones de estética, mayoritariamente, para alterar de manera significativa su apariencia o corregir defectos o malformaciones en partes de su anatomía, en el caso de las féminas prima la estética concebida como cirugía de mantenimiento.