SinCirugia-facial-NARIZ_24

Contacta con la clínica

8+20=? 

 

nariz (rinomodelación)

Con la rinomodelación conseguimos mejorar el aspecto de la nariz tanto de frente como de perfil. Este tratamiento permite resolver alrededor del 90% de los casos de inestetismos nasales sin necesidad de recurrir a la cirugía, evitando así los riesgos que esta conlleva: molestias, anestesia y, por supuesto, un tedioso postoperatorio.

Los problemas estéticos de la nariz, dada la posición de la misma en el rostro, suelen causar timidez y retraimiento en muchas personas. Una sencilla intervención facial no quirúrgica como la que planteamos puede tener resultados verdaderamente eficaces, apreciables desde muy pronto. En apenas unos minutos se puede completar la intervención, un ejemplo de resultados fiables a partir de un método nada agresivo.

El procedimiento se basa en modificar aquellos ángulos nasales con los que el paciente no se siente cómodo. Los resultados pueden ser varios: 

– Elevar la punta de la nariz.
– Modificar la forma de la nariz.
– Reducir o eliminar el “caballete o jiba” nasal.
– Dejar recto el dorso de la nariz.

En función del procedimiento empleado, los resultados pueden ser duraderos (el organismo del paciente reabsorbe progresivamente los componentes) o permanentes. Nosotros nos encargamos de realizar los estudios previos de cara a aconsejar al paciente aquellos procedimientos que mejor se adaptan a su fisionomía y necesidades.

La rinomodelación apenas presenta molestias o efectos secundarios apreciables con posterioridad a la intervención y, además, el mantenimiento y cuidados posteriores son muy sencillos. De hecho, no se requiere hospitalización y el paciente puede volver a su rutina habitual inmediatamente después de haberse sometido al procedimiento. Estamos, además, ante una opción económica para el retoque de la nariz.

Duración: entre 9 a 12 meses con ácido hialurónico o permanente con metacril.