ConCirugia-facial-OREJAS_08

Contacta con la clínica

1+1=? 

 

Otoplastia – reducción de orejas

A lo largo de los últimos años, la otoplastia se ha asentado como uno de los procedimientos estéticos quirúrgicos más demandados. Y es que las anomalías en la forma o posición de las orejas suelen ser causantes de un buen número de tabúes y complejos estéticos por parte de las personas que los padecen.

Este tratamiento tiene como finalidad corregir las deformidades de las orejas, principalmente cuando ellas se ven muy grandes o separadas de la cabeza. Este procedimiento se lleva a cabo con anestesia local, realizando una pequeña incisión en la parte posterior de la oreja, de manera que quede lo más natural posible y sin cicatrices visibles.

La duración de la intervención es de aproximadamente hora y media, pero dependería de cada caso y paciente, pudiéndose apreciar el resultado en los primeros días post tratamiento. Estamos ante una intervención con un impacto estético y visual mínimo que, además, permite a los pacientes recuperar su rutina habitual en muy poco tiempo, desarrollando unos mínimos cuidados tras la operación.

Por regla general, los resultados obtenidos tras la práctica de una otoplastia son permanentes. En muy raras ocasiones se hace necesario que el paciente vuelva a pasar por el quirófano de cara a someterse a retoques. Del mismo modo que el impacto estético negativo de esta operación es inexistente, los problemas posteriores en la piel o el cartílago también se reducen a cero.

Pese a que el mayor número de operaciones de otoplastia que se llevan a cabo tienden a realizarse en pacientes de entre 4 y 15 años, no existe el perfil de candidato ‘tipo’ para someterse a una intervención de esta clase. Si te pones en contacto con nuestro equipo, nos encargaremos de asesorarte de manera personalizada para que sepas qué puedes esperar de la operación.