plasma rico en plaquetas

Plasma rico en plaquetas



El plasma rico en factores de crecimiento emplea las plaquetas como vía para acelerar y mejorar los tejidos dañados por causas distintas, ya sea por una intervención de tipo quirúrgico o por un traumatismo. Los factores de crecimiento son unas proteínas que participan en los procesos de comunicación intercelular, de manera que ayudan a mejorar y agilizar los procesos naturales de recuperación en los tejidos que se desencadenan de manera natural después de haber experimentado una lesión.

El plasma es un componente líquido que representa, aproximadamente, el 60% de nuestra sangre. El elemento principal del plasma (9 de cada 10 partes) es el agua. Además, el plasma está formado por las conocidas como proteínas plasmáticas:

–          Albúmina: gestionan los niveles de agua en sangre y el flujo de lípidos.

–          Fibrinógeno: encargada de ‘velar’ por el funcionamiento correcto de los procesos de coagulación.

–          Globulinas: asociadas a los sistemas de defensa de nuestro cuerpo.

Las plaquetas se encargan de evitar la pérdida de sangre cuando se produce una herida o la rotura de un vaso sanguíneo en nuestro cuerpo. Una de las ventajas y razones que motivan la popularidad de los tratamientos cutáneos con plasma rico en plaquetas es la fiabilidad. En este sentido, estamos ante una sustancia autóloga, es decir, proveniente del propio organismo del paciente. Esto quiere decir que las intervenciones en las que se inyecta plasma rico en factores de crecimiento no provocan rechazo por parte del paciente.

En Clínica Iliou empleamos el plasma en procedimientos de rejuvenecimiento facial sin cirugía. Este tipo de tratamientos se orientan a mitigar los efectos del inevitable, por otra parte, envejecimiento fisiológico. En este sentido, lo que se busca es reparar y regenerar los tejidos del paciente a partir de inyecciones de plasma rico en plaquetas. Estas intervenciones pueden llevarse a cabo tantas veces como estime oportuno el profesional, a la hora de suavizar cicatrices, evitar los estragos del acné y los efectos visuales de las arrugas no profundas.

Los efectos plenos de la eficacia de los tratamientos mediante plasma enriquecido comienzan a apreciarse plenamente entre las dos semanas y el mes posterior a que se haya llevado a cabo. Si necesitas más información sobre este y cualquier otro de los tratamientos que ofrecemos, ponte en contacto con nuestro equipo.