bichectomia

¿Qué es la bichectomía?



La cara es un elemento físico de nuestra anatomía que resulta determinante a la hora de construir esa percepción nuestra por parte de otras personas que se conoce como la ‘primera impresión’. Cualquier intervención estética orientada a dotar a nuestro rostro de más armonía nos ayuda a lograr que, al menos desde el apartado estético, esa primera impresión resulte satisfactoria. Por eso la Bichectomía se ha situado en un puesto de preminencia dentro del panorama estético y de belleza actual.

Tras este nombre algo enrevesado y de extraña pronunciación se esconde una intervención que está ganando en popularidad a lo largo de los últimos años. La bichectomía consiste en la supresión de acumulaciones adiposas bajo las mejillas y que se conocen por el nombre de bolsas de Bichat, en honor al galeno que les puso nombre.

Esta intervención orientada a eliminar grasa localizada bajo las mejillas permite ‘cincelar’ y estilizar el rostro, dotándolo de una mayor delgadez. La intervención, mínimamente invasiva, logra que los pómulos del paciente queden más marcados, afinando y armonizando el conjunto del rostro.

A la hora de determinar si para un paciente es recomendable practicar esta operación, hay que tener en cuenta una serie de criterios, entre los cuales se encuentra, por ejemplo, el tamaño de la mandíbula. En general, estamos ante un servicio estético que se recomienda a aquellas personas con unos carrillos prominentes, cuyo tamaño produzca un desequilibrio estético en el aspecto general del rostro.

El procedimiento se lleva a cabo desde el interior de la boca y empleando anestesia local. Esto hace que el impacto visual de la intervención sea mínimo, ya que no quedan en el exterior cicatrices o suturas visibles.

La intervención, indicada para pacientes a partir de los 18 años de edad, se comienza a apreciar en lo referente a sus beneficios estéticos para el paciente entre el segundo y el sexto mes. Además, sus resultados son duraderos. La recuperación tras esta intervención es relativamente rápida. El paciente sólo tiene que seguir unos sencillos consejos posteriores de cuidado para evitar posibles complicaciones.

En Clínica Iliou estudiamos tu historial y antecedentes, así como tus características físicas, de cara a determinar si eres un paciente susceptible de someterte a una intervención estética concreta. Para nosotros, lo más importante es conseguir la satisfacción de nuestros pacientes, y esto sólo se logra mediante una oferta personalizada. Déjanos convertirnos en tu centro estético de confianza