celulitis

¿Qué es la piel de naranja?



Tener una piel sana y perfecta es el sueño de muchas mujeres y hombres, especialmente en las piernas, aunque a veces el organismo se niegue a mostrar su mejor aspecto, bien por genética, algún desorden físico, nuestro tren de vida, alimentación, etc… lo que puede hacer que aparezca la tan temida celulitis. Esto es algo que afecta a alrededor del 71% de las mujeres y no solamente puede aparecer en las piernas como muchas personas creen sino que también se da en caderas, abdomen y también la zona de los brazos.

¿Qué es la celulitis?

La celulitis, también conocida como piel de naranja, es la inflamación del tejido celular que hay bajo la piel, algo provocado por un mal funcionamiento o alteración de la circulación de la zona. Esto hace que la parte que vemos de la piel adquiera una textura rugosa y bastante porosa, algo que no resulta atractivo. Este aspecto es debido a la retención de líquidos, lo que hace que la circulación sanguínea y también linfática empeore en esa zona donde haya celulitis.

Aunque se ha estudiado y se sigue estudiando a fondo esta afección, de momento no se sabe exactamente cuál es la causa exacta de la celulitis, pero sí se conocen algunos de los factores que ayudan a la aparición de ella como por ejemplo llevar una vida sedentaria, comer en exceso y especialmente productos precocinados, fritos, embutidos, dulces, etc…

Pero hay más causas que pueden provocar la aparición de la piel de naranja como, por ejemplo, el consumo de bebidas alcohólicas así como fumar, lo que hace que se reduzca la oxigenación de los tejidos; la utilización de prendas muy ajustadas de manera bastante continuada o el consumo de anticonceptivos por vía oral. Tampoco podemos olvidarnos de dos aspectos muy importantes que no deben descartarse: las varices, dado que éstas hacen que el retorno sanguíneo sea peor y ayudan a la retención de líquidos.

También el embarazo, dado que aumenta la carga circulatoria y el índice hormonal y finalmente el factor hereditario, algo que se transmite genéticamente. Si nuestra madre tiene celulitis, es normal que por predisposición genética, también las tengamos. La prevención es uno de los mejores aliados contra la piel de naranja, pero nunca está de más que busquemos asesoramiento profesional para tener una dieta equilibrada, hacer ejercicio físico todos los días que podamos, reducir la ingesta de alcohol y evitar fumar así como beber mucha agua, notaréis la diferencia en muy poco tiempo.