trucos para eliminar las ojeras

Trucos caseros para reducir las ojeras



Las ojeras son manchas que aparecen debajo de los ojos y su aparición es debida a diferentes factores entre los que destacan los hereditarios y los problemas hormonales o de circulación, pero también suelen aparecer por otras razones como falta de descanso principalmente. No son estéticas y, en muchas ocasiones, cuesta bastante disimularlas, sobre todo cuando éstas son bastante pronunciadas. Lo más normal es utilizar maquillaje especial para ello, aunque existen diferentes alternativas naturales que podemos emplear tranquilamente desde nuestro hogar y sin tener que gastar dinero en una crema o un sérum anti ojeras.

Cómo reducir las ojeras

Son muchos los trucos que hay para reducir las ojeras aunque hay que decir que todos llevan su tiempo y hay que ser constantes, pero los resultados se acaban notando. Vamos a conocer algunos trucos para reducir las ojeras.

    • Las bolsitas de infusiones de manzanilla son un estupendo aliado contra las ojeras. Hay que hacerlas de la forma más tradicional y después dejar que enfríen, meterlas en la nevera y aplicar en la zona con algodón o bien se ponen directamente en los párpados durante unos 25 minutos cada día. En poco tiempo se irán notando los resultados.
    • Con una patata también encontraremos otro potente aliado contra las ojeras. Se pela una patata pequeña y se ralla, se mete en un par de gasas y se comprime bien. Se hace lo mismo que con las bolsitas de té, se colocan sobre los ojos durante unos 25 minutos cada día. .
    • Las fresas tienen un gran poder antiinflamatorio y puede ser un formidable aliado a la hora de reducir las ojeras. En este caso nos servirá con preparar un puré con su pulpa, lo dejaremos enfriar y lo aplicaremos sobre los párpados con mucho cuidado durante 25 minutos.
    • El kiwi es otra de las frutas más recomendables para usar contra las ojeras, no solo por sus propiedades antiinflamatorias sino también porque tensa la piel y aporta nutrientes, vitaminas y antioxidantes. Su forma de aplicación es cortar pequeñas rodajas y aplicarlas sobre los ojos, al igual que otro clásico, las rodajas de pepino, otro de los indispensables en nuestra lucha contra las ojeras.
    • Meter unas cucharillas en el congelador y esperar a que se enfríen completamente y después colocarlas de forma que cubran la parte del ojo. Reducirán la hinchazón, en caso de haberla, y reactivan la circulación