otoplastia

Un acercamiento a la otoplastia



Junto con la liposucción de papada, la otoplastia es una de las intervenciones de cirugía estética facial que más ha repuntado en los últimos años. Como señala la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, se realiza de manera preponderante en niños con edades comprendidas entre los 4 y los 14 años, aunque son cada ve más los adultos que se la plantean como opción, ya sea estética o para corregir lesiones fruto de accidentes.

La finalidad de la otoplastia es la de enmendar determinadas deformidades en las orejas, especialmente las asociadas a un tamaño excesivo o a su separación de la cabeza por ausencia de hélix o antihélix. El proceso es más que sencillo y tiene lugar empleando anestesia local. El profesional lleva a cabo una mínima incisión en la zona posterior de la oreja, lo que reduce al mínimo el impacto estético de la intervención, garantizando la máxima naturalidad. Una vez se expone el cartílago auricular, se esculpe y dobla hacia atrás para mejorar el aspecto de la oreja. En determinadas ocasiones puede ser necesario retirar una porción del cartílago.

Siempre en función de cada paciente, la duración de la operación puede variar, pero ésta se suele establecer de media en unos 90-120 minutos. Las personas que se someten a una otoplastia suelen encontrarse perfectamente a las pocas horas de haberse llevado a cabo la intervención. La vuelta a la vida normal puede realizarse de manera casi inmediata, en torno a los 5 días o una semana; el especialista le mostrará los diferentes vendajes que han de colocársele al paciente, el cual no podrá llevar a cabo actividades bruscas que hagan que sus orejas puedan doblarse durante los primeros treinta días posteriores a la intervención.

Una intervención muy demandada

Como apuntábamos anteriormente, la otoplastia es, junto a la liposucción de papada, una de las operaciones de estética facial de mayor crecimiento en los últimos años. No en vano, se ha situado como la décima intervención de estética general más popular a nivel mundial. Normalmente es a edades tempranas, en las que los pequeños están más expuestos a la inseguridad que unas orejas excesivamente prominentes pueden provocar, cuando se da el mayor porcentaje de intervenciones. Sin embargo, cada vez son más los adultos que se someten a una otoplastia. El caso, probablemente, más conocido es el del jugador galés del Real Madrid, Gareth Bale, que pasó por el quirófano para corregir el aspecto de sus orejas en julio del 2012.

En Clínica Iliou somos especialistas en realizar intervenciones de otoplastia y cirugía estética facial en general (liposucción de papada, mini lifting, estrechamiento de la base de la nariz, párpados…), siempre adaptándonos a las necesidades de cada paciente.